HISTORIA DE BABY CONGO

Queridos amigos, padrinos y socios de ICC España, una vez más queremos daros las gracias por vuestra generosidad al apoyar y ayudar a nuestros niños huérfanos. En esta ocasión queremos haceros llegar una historia que nos hace sentir que nuestra causa tiene sentido y poder recordaros una vez mas que lo poco que hagamos por uno de estos niños es mucho en las manos de Dios. Os llevará poco tiempo leerla y al hacerlo descubriréis un milagro mas del amor de Dios por sus criaturas… esta historia ocurrió en el congo y en fechas cercanas a la Navidad. Si ha sido parte de la familia de ICC durante estos años, es probable que esté al tanto de las muchas tragedias que suceden en la República Democrática del Congo, que es lo que hace que muchos niños queden huérfanos. Algunas de las razones incluyen desastres naturales, guerras y conflictos bélicos y acceso limitado a la sanidad y atención médica que producen muchas enfermedades y abandonos de los familiares por falta de recursos.
“Baby” rescatado de la muerte
En la noche de Nochebuena, una lluvia fría y torren
cial cayó sobre una plantación de bananos en la isla Idjwi en el Congo. A pesar de la tormenta, un silencio llenó el aire, mientras un bebé yacía abandonado entre los plátanos.
Varios pescadores descubrieron al niño a las 5:30 a.m. Ni siquiera podía llorar, los temblores y espasmos del bebé, debido al frío, dificultaban la respiración. Los pescadores se apresuraron a avisar al jefe del pueblo. ¡Tenían que descubrir quién había abandonado a este niño!
El jefe de la aldea inmediatamente ordenó que se llevara al niño al Hospital Bautista “Bugarula Idjwi” para prestarle los primeros auxilios y la atención urgente. Mientras tanto, la estación de radio local envió una transmisión para ayudar en la búsqueda para tratar de averiguar quien abandonó al niño y para alertar a cualquier familia interesada sobre el paradero del bebé, lamentablemente, nadie se presentó.
Afortunadamente, el jefe de policía, conocedor de nuestro hogar para niños huérfanos, se dirigió al director y responsable, Dessiré, para pedirle su apoyo. El responsable de la policía ha visitado muchas veces nuestro hogar de niños, quedando impactado por el cuidado y el esmero conque se cuida a los niños.
Nuestros responsables, inmediatamente, proporcionaron un refugio para “Baby” así es el nombre con que se quedó nuestro bebé. Cuando ningún miembro de la familia del niño dio un paso adelante para hacerse cargo de él, En nuestro Hogar en el Congo le dimos la bienvenida a la familia de ICC, (International Children´s Care). Baby, fue un regalo de Navidad. Simplemente le llamamos “Bebé”.
Baby está ahora al cuidado de una familia amorosa en Patmos Children’s Village. Patmos es el proyecto para niños más grande operado por ICC,de los 14 proyectos que tenemos alrededor del mundo. Hay muchos niños necesitados, sin embargo, cuando Dios interviene y rescata a un niño de la muerte, ¿quiénes somos nosotros para rechazar a ese niño?
Abandonado y dejado a su suerte para morir de inanición y de frío, Baby ciertamente se ajusta a la descripción de “el menor de estos” por los cuales Jesús nos pidió que brindáramos atención. Ahora, se necesita tu apoyo para continuar con el cuidado del bebé.
Gracias por ayudar a Baby y a otros niños como él con historias muy parecidas a través de tu apadrinamiento o como socio ayudador. Gracias por tu regalo de amor. Después de ser abandonado en los plátanos, Baby recibió una segunda oportunidad de vida. Ahora, se le ha confiado al cuidado de ICC, está cuidado por unos papás, que aunque no son los suyos, lo van a hacer suyo.
Por favor, acordaros de “Baby” en vuestras oraciones, ¡Será emocionante ver lo que depara el futuro para Baby!.
Con afecto, vuestro servidor
Antonio Valor
Presidente de ICC E